Blogia
El Abuelo Testarudo

La mujer que quiso querer

Como diría don Christian en tus entuertos... vamos a llamar a esta chica S, pero no porque se llame Sabrina, Sonia o Sara, sino por su relación con la soledad.

Llegó a La Plata y aprendió a crecer de golpe, ya mujer, conoció a un joven que le robó el corazón, él tenía esa calida mirada que le trasmitía calma y le enseñó a querer sin miramientos de distancia ni egoismos, le regaló una ilusión, cientos de caricias y una adios confuso que dejó a S sin lagrimas para volver a llorar.

La vi una y mil veces, S llora ya sin lagrimas, pero aún llora, no por el joven, que ahora quiere volver con ella, sino porque sigue enamorada de aquel que aún no la había lastimado y que le enseñó tantas cosas.

S resurgió, sin demasiada elegancia, se armó de coraje y reconstrulló su corazón y su sentir... y así, cuando sintió que ya era suficiente tiempo al lado de la soledad, se permitió conocer a distintos chicos, de nada sirvieron las advertencias que le dí, nadie le cree mucho al infeliz, porque, si tuviera razón, encontraría la manera de ser feliz antes que andar dando consejos...

Y la vida le regaló tres romeos, los tres distintos, el primero era desfachatado, bruto y sincero. El segundo, seguro de que no quería nada enserio con S, mayor, inteligente, recio, compañero. El tercero, dulce e inexperto, encantador, romantico y confiable.

S encontró la duda y la solucionó, pienso que muchas veces las parejas que tenemos son logica consecuencia de errores pasados, de cosas que nos marcarón a fuego.

Eligió al tercer romeo, el primero entendió sin entender y decidió alejarse, pero el segundo no se resignó, porque, fue en ese momento, en que S salió de su vida, cuando descubrió que una mujer dulce y pura puede romper cualquier barrera de preconceptos y sanar heridas.

Pero S, aún sin quererlo, estaba generando otra herida, el segundo Romeo, juntó coraje y se lo dijo.

Mientras tanto, el tercer romeo, conjuntamente con su inexperiencia, había hecho trizas la elección de S, con celos estupidos y planteos aniñados.

Y fue S, quien nuevamente se sintió perdida, se dió cuenta de que no se puede empezar un día sin terminar el anterior, y cuando todos esperaban una decisión entre dos romeos, S eligió de nuevo la soledad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

15 comentarios

Pablo -

Claro Maty, S eligió la soledad para no sufrir, pero a la vez no lastimar a nadie ni cargarle viejas cuentas, ella sabe que no habría sido justo hacer algo así.
Aún así, me parece que si S pensara sólo en ella podría lastimar a cualquiera de los tres y no sabría como perdonarselo.

Si, Helen, a todos les cuesta, algunos tenemos como arma el orgullo que hace que las cosas se olviden mas rapido.

Sabes que pasa felipe? "da para probar" quiere decir que no lo queres pero igual te pinta, y los flacos no estan en la misma que ella, por lo tanto jugaría con el pibe que eligiera.

Felipe -

Estoy confundido...
Me hace acordar a JFK cuando Donald Shutterland nombra a los políticos con letras. Pero en cuanto al tema, no creo que no elegir nada sea tan sano, ni tan equilibrado. Me parece que, más que nada, es una cobardía. Cuesta creer que ninguno de los 3 romeos dé para probar, al menos.

Helen -

Pablo, muuuuy de acuerdo con vos! Para volver a querer, hay q olvidar el pasado... (Eso cuesta... a S le debe costar, a todo el mundo le cuesta!!)

Maty -

Si el amor es complicado cuando hay una sola persona que no es correspondida o que con una persona nos pasa algo y a la otra persona no...me imagino que con tres personas en la misma posición, frente a alguien (en este caso S)...es realmente complicado. S eligió la soledad por temor a sufrir, por temor a enamorarse y volver a llorar. S para poder elegir entre alguien, tiene que, primero saber qué siente su corazón, segundo, mirar adentro suyo y saber qué quiere para su vida y tercero y último pensar solo en ella y no en lastimar a otras personas. El tercer punto es mi debilidad, ya que no puedo pensar en mi sin pensar en la otra personas, lamentablemente. Por eso para S mi consejo es que piense en ella, y el tiempo le dírá si uno de los romeos vale la pena para su vida, y si ninguno vale la pena, también lo sabrá.

Maty

Pablo -

Seba: bienvenido, 100% en desacuerdo con vos.

Seba -

Para mi, S se tendria que empezar olvidando a su ex... por completo... para poder seguir acostandose con los tres juntos... Me parece que la vida esta para eso, para vivirla...! Uepa!

Pablo -

Clarkson, no eligió porque se dio cuenta de que tiene que olvidar el pasado antes de volver a querer a alguien.

Clarkson -

S como buena mujer debió haberse quedado con los 3.
Por un momento pensé que estaba leyendo a Christian.
Hablando de S, si no eligió nada, por algo será.

Pablo -

Paula, de eso estoy seguro.

Nadya, si, S tiene que aprender a olvidarse de ese tipo que ya no es el mismo.

Anónimo -

Mari, si, S eligió bien.

helen... no, creo que ninguno de los tres, aunque tal vez aquel que no quería nada enserio todavia no se haya dado por vencido.

Christian, no hay problema el plagio es así, te robo pero te doy link plus :D, no creo que S llegue a los 36 sola, no señor, es mucha mina

Nadya -

Tantas cosas podria decir, pero pienso que hay que vivir el dia a dia, sabiendo lo que se quiere siempre..y para eso S deberia terminar de asimilar el primer adios confuso que tuvo S.

Paula -

Yo conosco a S y la verdad nose que va a pasar pero ella vale la pena y algùn dìa alguno de ellos o otro chicoc llenara su corazón

Christian -

Por supuesto, "las elecciones no siempre son definitivas". El hecho puntual es que la memoría es obligación d elos hombres. Eso lo dijo uan mina, eh, pero no me acuerdo quien. Y tenía razón, la tipa esta (una famosa) dijo que sin memoria, los hombres repatariamos por la historia. Todavia sigo pensando si se refería al género individual, o a todo el genéro humano. S deberia quedarse sola, es así, como terminan esta clase de historias, o al menos, al llegar a los 36 darse cuenta de todas sus perdidas. Y ahí... Bueno, ya sería demasiado tarde.
Gracias por linkear dentro del post, que detalle.

Helen -

Y sí... me dejaste pensando. O S me dejó pensando. La historia en sí...

Es q quizá es difícil decidir exactamente q es lo mejor para hacer. Probablemente S en algún momento encuentre la persona q sea realmente indicada, probablemente no era ninguno de ellos tres.

Si bien ahora eligió la soledad... las elecciones no siempre son definitivas.

«Mejor solo q mal acompañado.» (¿No será algo así?)

mariela -

Que qures que te diga... para mi, S hizo bien en no quedarse con ninguno. Lo que no se es si lo digo desde una sobreexigencia para con el otro sexo, o de ermitaña empedernida...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres